Monitores para bebés

En peques.co puedes encontrar una gran variedad de monitores para bebés de distintos tipos; desde kits de monitores y cámaras para ver en tiempo real a tu hijo o hija, hasta cámaras de monitoreo para bebés directamente desde tu celular. Si quieres conocer más sobre los Monitores para bebés, haz click aquí para seguir leyendo.

Edad
Precio
$380,600$1,780,600
Colores
Categorías

Filtrar por:

Edad
Precio
$380,600$1,780,600
Colores
Categorías

Monitores para bebés

Antiguamente los monitores de bebés solían ser únicamente pequeñas radios que permiten saber si nuestro pequeño estaba despierto o no.  Actualmente los monitores de bebé nos permiten ver y escuchar lo que hace el bebé mientras continúas con tus labores o sencillamente te dedicas un minuto de tranquilidad de la hermosa y estresante labor de madre o padre. Usualmente los monitores de bebé, según el tipo, nos permiten también hablar con nuestros pequeños en caso de que éste tenga un radio receptor o capacidad de transmitir audio a través de WiFi u ondas de radio.

El uso  principal del monitor para bebés, es permitir a los padres escuchar cuando el niño se despierta o ver qué hace mientras duerme, aun cuando estén lejos de él. Aunque se utilice de manera común, no debemos confiar en este tipo de aparatos al 100%, pues siempre es bueno vigilar de vez en cuando en qué condiciones está el bebé. Si bien la tecnología nos acerca a nuestros seres queridos y nos facilita la vida, no hace el trabajo por nosotros, por lo que desde peques.co recomendamos que veas de manera rutinaria a tu bebé.

 

 ¿Qué monitor para bebé comprar?

El primer monitor para bebés fue comercializado en el año 1937. Desde entonces se ha ido posicionando en los mercados de todo el mundo y en muchos casos se ha convertido en una necesidad más que un lujo. Ya que el estilo de vida de los padres en la actualidad demanda mucho tiempo y energía, entonces el monitor de vigilancia para bebés es una herramienta que ayuda mucho a poder realizar varias actividades al mismo tiempo.

En la actualidad, existe una variedad considerable de monitores para bebés, algunos siguen funcionando sólo como sistema de radio, pero los modelos más actualizados de monitores para bebés vienen con cámaras incorporadas dentro del kit, para que ya no sea sólo un monitoreo mediante el audio, sino que también disponen de video de alta calidad. Esto ayuda en gran medida no sólo poder escuchar a tu bebé, sino que incorpora la herramienta visual que te permite observar todo lo que ocurre en su entorno.

Algunos de estos monitores pueden funcionar por la noche con niveles de iluminación muy bajos. La mayoría de los monitores para bebés modernos cuentan con visión nocturna. Los LEDs infrarrojos situados en la parte frontal de la cámara de los monitores para bebés permiten al usuario ver al bebé en una habitación oscura. Los monitores de bebé que incorporan esta función la activarán automáticamente en la oscuridad. Algunos de estos dispositivos se conectan mediante conexión a internet WiFi, permitiendo así a los padres vigilarlos desde su computador personal o teléfono celular.

 

¿Cómo elegir el monitor perfecto para mi bebé?

El primer paso antes de pensar en comprar un monitor para bebé, es tener en cuenta el presupuesto que dispones. Si bien hay variedades de modelos, también se evidencia la variedad de precios. Si bien no podemos decir que es un producto “económico”,  sí existe una brecha considerable entre modelos más tradicionales que sólo emiten audio y los modernos que ya incluyen video y todas las funciones que mencionamos con anterioridad.

Otro factor a considerar a la hora de escoger un monitor de bebé, es tener en cuenta la frecuencia de uso que le vamos a dar. Si lo vas a usar sólo para que te informe para cuando el bebé despierte; en ese caso sería recomendable optar por un sistema tradicional que sólo incluya audio. En el caso contrario, que desees no sólo escuchar a tu bebé, sino poder monitorearlo en el momento que realices otras actividades, te recomendamos un monitor más moderno, que incluya videos en alta resolución, así podrás observar en detalle todo lo que ocurre en torno al niño o niña.

 

¿Cómo usar el monitor de bebé para vigilarlo?

El uso correcto de un monitor para bebés depende directamente de las ocupaciones que tengas en tu vida cotidiana como padre o madre. Es imprescindible entender que si pasas muchas horas al día alejado de tu hogar y el cuidado de tu bebé depende de un tercero, un monitor con sistema de audio y video sería lo ideal, ya que podrías monitorear desde la distancia el trato y cuidado que le están dando a tu hijo.

 

Sugerencias para optimizar el uso del monitor para bebé

  • Utiliza el monitor como complemento adicional a las prevenciones que ya tomas por tu cuenta para poder cuidar a tu bebé. Está bien descansar un poco en la tecnología, pero no dejes de vigilar qué pasa en el mundo de tu peque!
  • Si es inalámbrico verifica siempre que la batería de tu monitor de vigilancia para bebé esté cargada.
  • Si vas a usar un monitor solo de audio, colócalo siempre a una distancia óptima, a menos de 1 metro de tu bebé.
  • Si deseas aumentar la seguridad, puedes colocar un sensor de movimiento debajo del colchón, cerca del bebé o directamente cerca de la cuna.
  • Mantén el volumen de tu monitor para bebé siempre en alto para que puedas escuchar bien a tu bebé.
  • Si no puedes atender a tu bebé inmediatamente, puedes hablarle mediante tu monitor y tal vez al escuchar tu voz se calme.
  • En caso que tu bebé llore por falta de distracción, puedes colocarle música mediante el monitor de bebé y así mantenerlo entretenido escuchando sus canciones favoritas.

 Si aplicas estos fáciles consejos puedes sacarle mucho provecho a tu monitor para bebés. Como ya te indicamos, el uso correcto de los monitores es para complementar la vigilancia y el cuidado que ya tienes con tu bebé. Evita, en la medida de lo posible, que el bebé tenga contacto con estos dispositivos, procura mantenerlos fuera del alcance de los niños.

Si el equipo lo permite, usa la modalidad ahorro de energía, puedes mantener la pantalla receptora apagada y sólo se activará cuando el niño esté moviéndose o alguien ingrese a la habitación. Esta opción es muy útil para cuando el bebé está durmiendo su siesta y te ocupas realizando otras actividades.