Mi Carrito

¿Cómo bañar a un bebé recién nacido? – Peques

Sin duda alguna, uno de los momentos más especiales para cualquier bebé es su primer baño, este representa una conexión con sus padres y le permite relajarse y sentirse más cómodo. Sin embargo, es un momento al cual se le debe prestar mucha atención, teniendo en cuenta que el bebé es bastante delicado y podría sufrir accidentes.

 

Por eso, en Peques hemos diseñado el siguiente post para hablar sobre cómo bañar a un bebé recién nacido y los elementos indispensables que vas a necesitar como papá o mamá para que hagas de este momento, uno divertido y ameno para el bebé.

 

¿Cuándo debe darse el primer baño a un recién nacido?

 

Seguramente al llegar a casa con tu bebé una de las primeras preguntas que han surgido en tu mente es ¿cuándo dar el primer baño? Para responder a este interrogante es necesario mencionar que anteriormente, en los hospitales se daba un baño al pequeño a tan solo dos horas de haber nacido.

 

Sin embargo, este tipo de prácticas han cambiado, en la actualidad, como sugerencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se debe dar el primer baño al bebé pasadas 24 horas después de su nacimiento.

 

Baño para recién nacido: razones para esperar

 

Las razones para darle el baño a un bebé recién nacido después de 24 horas son las siguientes:

 

  • La piel seca del bebé: el pequeño antes del nacimiento tiene una sustancia blanca y cerosa conocida como vérnix caseoso, la cual se encarga de actuar como hidratante natural y tiene propiedades antibacterianas. El objetivo es que dicha sustancia pueda permanecer en la piel del recién nacido durante un par de horas, con el fin de que la piel del bebé se llegue a resecar.
  • Vínculo con la madre: el cual es bastante necesario para el desarrollo afectivo del bebé. Al retirarlo demasiado pronto podría interrumpir ese contacto existente piel con piel con su progenitora.
  • Temperatura corporal: se ha descubierto que aquellos bebés a los que se bañan más rápido tienen el riesgo de sentir frío o padecer hipotermia.

¿Cada cuánto se baña a un bebé recién nacido?

 

No existe como tal una frecuencia establecida para darle un baño a un recién nacido, pero es importante que no lo hagas todos los días. Esto debido a que podría resecarse su piel. Por ende, te recomendamos que bañes a tu pequeño máximo tres veces por semana, para que se relaje y se sienta más cómodo.

 

No olvides que debes revisar con regularidad su zona del pañal, la cual puedes mantener limpia con un pañito, además de su rostro y cuello, que son las partes que más suelen ensuciarse.

 

Baños para recién nacidos: ¿Cómo deben hacerse?

 

El primer baño que le vayas a dar a tu bebé debe hacerse con suma precaución, debido a que todavía tiene el cordón umbilical. Para ello, debes tener a la mano una esponja o paño para que no se vaya mojar. El paso a paso para llevar a cabo el baño es el siguiente:

 

  • Debes acostar al bebé sobre una superficie lisa y limpia, preferiblemente una toalla.
  • El bebé tendrá que estar envuelto para que permanezca tibio.
  • Saca una extremidad a la vez y remoja la esponja con agua tibia, luego pasa suavemente por cada una de las partes del bebé.
  • En caso que se llegue a mojar el cordón umbilical, debes secarlo suavemente con una toalla seca.

¿Cuál es el mejor momento para bañar a un recién nacido?

 

El mejor momento para bañar a un bebé lo eliges tú, no existe una regla determinada que nos diga cuándo debemos hacerlo. Puede ser en la mañana, en la tarde o en la noche, lo ideal es que el pequeño se encuentre tranquilo y cómodo.

 

Además, los primeros baños deberías hacerlos en la habitación para que no vaya a sentir ese cambio brusco de temperatura. También puedes identificar signos en los que le bebé muestra su necesidad de bañarse, que puede expresarse en llanto o continua incomodidad.

 

Baños para recién nacidos cuando se les ha caído el cordón umbilical

 

El cordón umbilical del bebé puede llegar a caerse cuando han pasado entre 10 días y tres semanas de nacido. En ese momento, ya es posible hacer un baño normal en la tina. Para llevarlo a cabo debes seguir las siguientes indicaciones:

 

  • Lleva a cabo el baño del bebé en la habitación para que no vaya a tener un cambio de temperatura tan brusco.
  • Al interior de la tina debes colocar una toalla y llenarla con 5 cm de agua aproximadamente. Debe estar a una temperatura media, para comprobar que sea la adecuada coloca tu codo al interior.
  • Sujeta la cabeza del bebé con tu mano no dominante y con la otra debes meterlo al agua.
  • Empieza por las piernas y así hasta que su cabecita y manos se encuentren por encima del nivel del agua. Procura hacerlo rápido para que no se vaya a enfriar.
  • Debes lavar su cuerpo desde arriba hacia abajo. Puedes aplicar un jabón especial para bebés.
  • Con una taza ve enjuagando al bebé, esto hará que se mantenga calientito a la vez que se relaja.
  • En caso que tenga pelo, podrás aplicar un shampoo suave y especial para su cabecita. Realiza masajes suaves y cuida con que no vaya a entrar shampoo en sus ojitos.

Elementos para bañar bebés recién nacidos

 

Al momento de bañar al bebé, es indispensable que cuentes con los elementos necesarios para llevar a cabo esta tarea de la forma adecuada. A continuación te mencionamos de cuáles se tratan:

 

Bañeras para bebés recién nacidos

 

Este es un artículo esencial para que puedas bañar a tu bebé cómodamente. En el mercado es posible encontrar varios modelos, te aconsejamos que compres aquellas que tengan espacio para dejar el jabón y shampoo. Cada vez que termines de bañar a tu pequeño debes lavarlas y secarlas con un trapo seco. Luego déjala almacenada en un lugar donde no ingrese mucho polvo y mugre.

 

Jabón para bebés recién nacidos

 

El jabón que vayas a usar para el baño de tu bebé, debe ser de uso exclusivo para él. Además, asegúrate de que no cuente con fragancias ni químicos que puedan ocasionar alergias.

 

Toalla para bebés recién nacidos

 

Te sugerimos que cuentes con dos toallas disponibles, una para colocar como base en la tina, donde puedes colocar las piernas del bebé mientras lo sostienes. La otra debe contar con capucha y será la que le coloques cuando termines de bañarlo para secarlo.

 

Otros elementos para el baño de tu bebé

 

También puedes aplicar un shampoo para bañar el pelo de tu bebé el cual no debe tener fragancia, además de utilizar algunos juguetes de baño, para hacer el momento más placentero. Así mismo, no olvides el pañal y la ropa que le vas a colocar a tu bebé cuando hayas terminado el baño.

 

Toma en cuenta estas precauciones para bañar a un bebé recién nacido

 

El baño para los bebés recién nacidos, es quizás uno de los momentos más bonitos para todos los papás. Sin embargo, puede implicar un poco de temor por la fragilidad de los pequeños y la falta de práctica. Pero tranquilo, todo es cuestión de prudencia y hacerlo con las medidas de seguridad adecuadas. Así mismo, deberías tomar las siguientes precauciones:

 

  • Verifica SIEMPRE la temperatura del agua antes de bañar a tu bebé. Utiliza la parte posterior de tu muñeca o codo para que te asegures que se encuentra en el punto exacto. Es conveniente que el agua esté tibia y no caliente, recuerda que la piel del bebé es muy delicada.
  • En caso que apliques shampoo a la cabecita de tu bebé, debes tener cuidado con que no le caiga en sus ojitos. Esto podría causar mucha incomodidad y dolor.
  • Nunca dejes solo al bebé, tanto en la cama como en la bañera debes supervisarlo.
  • Al bañar al pequeño tienes que asegurarte que las ventanas estén cerradas y que no ingrese aire que pueda ocasionar resfriados.
  • Al completar el baño debes secar muy bien al pequeño, la humedad que queda en su cuerpo puede ocasionar irritaciones.
  • Cada vez que vayas a bañar al bebé, debes lavar muy bien tus manos.
  • Al final del baño te recomendamos que le brindes un masaje suave por su cuerpecito, lo cual contribuye a que se fortalezcan los lazos afectivos con el peque.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?