A los cuántos meses gatea un bebé: Aprende con Peques

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Accede al siguiente artículo y descubre todo lo relacionado acerca de ¿A los cuántos meses gatea un bebé? Una información ideal para tener mayor claridad acerca de esta etapa que es muy importante para la exploración de los bebés.

Cuando llega un bebé al mundo surgen demasiadas incógnitas, y más si se trata de papás primerizos. Uno de los temas que más inquieta es acerca de ¿A los cuántos meses gatea un bebé? En Peques somos tus aliados para resolver todas estas dudas, para que tú y tu bebé puedan disfrutar de cada una de las etapas.

¿Cuándo empieza un bebé a gatear? 

 

Un bebé suele gatear entre los 6 a 10 meses de edad, aunque es importante aclarar que algunos suelen saltarse esta etapa y aprenden directamente a caminar. El gateo lo puede lograr el bebé  cuando aprende a manejar su equilibrio, a coordinar sus manos y pies y fortalecer los músculos de sus piernas. Recuerda que cada bebé es diferente y desarrolla a su manera diferentes técnicas de desplazamiento. 

 

Recuerda que antes de gatear, los bebés deben haber aprendido a sentarse. Teniendo en cuenta que debe mantener su cabeza erguida y así pueda tener una visión de su alrededor. Además de fortalecer los músculos de sus piernas, brazos y espalda, que finalmente son los que van a permitir que puedan permanecer en la posición de gateo. Los gimnasios para bebés son una excelente opción en los primeros meses de vida, para que los más pequeños desarrollen distintos movimientos y surja la necesidad de exploración en su entorno. 

 

En general, la mayoría de los bebés suelen gatear al añito de vida, así que debes ser paciente y darle tiempo a tu pequeño. 

 

¿Cuáles son los beneficios del gateo para nuestro bebé? 

 

El gateo trae una gran variedad de beneficios para los más pequeños, enseguida te contamos de cuáles se tratan: 

 

  • Contribuye a fortalecer los músculos del tronco y aumenta su resistencia para que pueda desarrollar su equilibrio. 

 

  • Mejora la visión espacial, lo cual le permite tener un mejor reconocimiento de su entorno. 

 

  • El gateo es ideal para que se facilite la división entre ambos hemisferios cerebrales, que va a repercutir en una adecuada destreza del bebé para que pueda caminar. 

 

  • Por medio del gateo el bebé va a desarrollar habilidades manuales

 

¿Cómo puedo estimular a mi bebé para que gatee? 

 

Una de las mejores alternativas para estimular el gateo en nuestros pequeños, es colocar sus juguetes favoritos lejos de su alcance para que se impulse a cogerlos. Por ejemplo, su peluche preferido, vas a percibir como hace un gran esfuerzo para movilizar su cuerpo y así alcanzar a su amigo de felpa. 

 

Pero también existen otros métodos de estimulación,  uno bastante común es colocarlo boca abajo y hablarle suavemente, haciendo masajes en su espalda para que de a poco fortalezca los músculos que utiliza al gatear. 

 

Otra alternativa que es muy recomendada es que gatees junto al bebé, este ejercicio de imitación es ideal, para que ellos se guíen y quieran llevar a cabo esta misma acción. 

 

Haz uso de cojines o almohadas que tengas en tu casa, en especial si son coloridas, los bebés querrán alcanzarlos por curiosidad, puedes ir formando una pista de obstáculos que le dará un mayor grado de dificultad.  

 

Una actividad que se ha vuelto bastante usual, es colocar un pañuelo o toalla por el tórax del bebé, y sujetarlo de ambos lados, y luego de manera suave y cuidadosa podríamos jalar hacia arriba para que el pequeño se pueda levantar y vaya apoyando los pies y las manos en el suelo. 

 

Finalmente, recuerda todos los días hacer pequeños y suaves movimientos a cada una de las extremidades del bebé, y llevar a cabo masajes circulares en todo su cuerpo.

 

Algunas recomendaciones cuando el bebé gatea 

 

Cuando empezamos a observar a nuestros pequeños gatear nos invade la emoción, se encuentran en esa importante etapa de exploración de su entorno. Ahora es importante tener ciertas precauciones para evitar algún tipo de accidente. Ten en cuenta algunas de ellas: 

 

  • Brinda el acompañamiento correspondiente, siempre debes estar junto a ellos y en especial cuando se encuentran cerca a las escaleras, asegurate que todas las puertas estén bien ajustadas. 

 

  • No te confíes cuando estén encima de la cama, cuando han tomado confianza suelen gatear bastante rápido y pueden sufrir caídas. 

 

  • Cuidado con los enchufes, por seguridad cubrelos mientras el bebé se encuentra en el suelo. 

 

  • Los bebés son muy curiosos, y buscan insertar cualquier objeto que observen a su boca,  en ese caso asegúrate de retirar todos aquellos objetos peligrosos o inadecuados.  

 

¿Cuándo acudir al pediatra? 

 

Como mencionamos al inicio del artículo, muchos papás suelen preocuparse o afanarse porque los bebés no gatean, pero es importante recalcar que todos tienen un proceso diferente de adaptación. 

 

Sin embargo, si el pequeño ha pasado de los 10 meses y aún no muestra señales de gatear, o da evidencias de tener dificultades para llevar a cabo ciertos movimientos, lo más recomendado es que acudas a un pediatra y que haga la revisión pertinente.    

 

Siempre es bueno recordar, que nunca es bueno automedicarse y menos con nuestros pequeños, el gateo es una etapa muy importante, pero que como todas debe vivirse de manera natural y no forzarse. 

También te podría interesar...

Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?