Mi Carrito

A los cuántos meses se sienta un bebé: Aprende con Peques

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Cuando llega un bebé al mundo surgen demasiadas incógnitas, y más si se trata de papás primerizos. Uno de los temas que más inquieta es acerca de ¿A los cuántos meses se sienta un bebé? En Peques somos tus aliados para resolver todas estas dudas, para que tú y tu bebé puedan disfrutar de cada una de las etapas.

 

¿A los cuántos meses se sienta un bebé? 

En los tres primeros meses de vida, el bebé suele permanecer acostado, observando el techo y el mundo desde otra perspectiva. 

 

Depende totalmente de los papás, para que lo cambien, lo limpien, y lo lleven de un lugar a otro. 

 

En esta etapa los móviles para bebé son ideales, para que los pequeños se mantengan entretenidos y aprendan nuevos conceptos. 

 

Normalmente, cada bebé tiene un proceso de desarrollo diferente, que determina a qué meses se puede sentar. 

Casi la mayoría de pequeños da este primer paso a los 4 meses de vida, donde va dando muestras de inclinaciones y elevación del cuello. 

Sin embargo, muchos especialistas coinciden que los bebés adquieren la capacidad de permanecer sentados sin ningún tipo de ayuda, en una silla, o cualquier superficie plana después de los 6 meses de vida.

 

La sensación de sentarse, es uno de los primeros logros que experimenta un bebé, es un reto que ha logrado vencer y cumplir. Pero para llegar a este punto, los músculos de los bebés deben haber ganado fuerza y tener equilibrio para controlar su cuerpo. 

Los gimnasios para bebés son artículos indispensables para brindar un apoyo a los pequeños. Son diseñados especialmente para bebés entre 2 a 4 meses, e incentivan el movimiento y desarrollo psicomotor.

 

¿Qué se conoce como sedestación? 

La sedestación es el término que se utiliza para denominar la posición donde se puede permanecer sentado de forma autónoma. 

 

Esta posición significa para el bebé una lucha contra la gravedad, una manera de sentirse independiente y poder explorar en su entorno. 

 

Además, porque los padres podrán llevar a cabo otro tipo de tareas mientras su hijo o hija se encuentran seguros en otros artículos, como por ejemplo una silla para comer, donde los pequeños tienen una mayor autonomía y permanecen seguros.

 

Es importante recalcar que todos los bebés son diferentes, y que no debemos apurar su proceso de desarrollo, ni forzarlos a que lleven a cabo determinadas acciones. 

 

Sentarse, es quizás de esas acciones que debemos motivar pero no forzar, es una etapa que los pequeños suelen llevar a cabo antes de los 9 meses de vida. 

 

Como padres podemos ayudarles con distintas actividades que más adelante te vamos a mostrar.

 

¿Beneficios que tiene sentarse para nuestro bebé?

Como ya hemos recalcado, al sentarse, los bebés experimentan una sensación de libertad e independencia. Pero existen otros beneficios que queremos mencionar a continuación:

 

  • Contribuye con su respiración. 
  • Desarrollo de su capacidad motora. 
  • El bebé tiene  un mejor campo visual.
  • Aumenta su capacidad de percepción. 
  • Tiene una mayor autonomía para alcanzar sus juguetes. 
  • Obtiene mayor seguridad y confort. 
  •  Mejora su respiración. 
  • Tendrá una mejor imagen corporal. 
  • Menores riesgos de tener deformaciones óseas. 

Formas de estimular al bebé para que se siente

Como te habíamos comentado, existen diferentes formas o actividades que se pueden llevar a cabo para que el bebé se siente.  

 

Distintas alternativas que tenemos como padres para que los bebés puedan recibir ese apoyo e incentivo y de esa manera conseguir la sedestación. 

 

Por medio de un cargador para bebés 

Los cargadores para bebés son de los primeros artículos que utilizan papás y mamás para movilizar a sus pequeños. 

 

Estos cargadores pueden favorecer a los bebés desde sus primeros días de vida, para que tengan un desarrollo saludable y acorde de su espalda y una adecuada postura. Esto permite que tengan un crecimiento de sus caderas, lo cual ayuda a que más adelante puedan sentarse de forma correcta. 

 

Mediante el balanceo 

Una de las actividades más llamativas y que estimula a los bebés a sentarse por sí solos. El pequeño debe permanecer sentado en las piernas y girar frente a su mamá o papá. 

 

Debes sostenerlo muy bien y balancearse hacia atrás y adelante. Con este ejercicio, vas a conseguir que el bebé fortalezca los músculos de la espalda.

 

Hacer cosquillas 

Algo tan sencillo como acostar a tu bebé sobre una manta en el suelo y ubicarlo boca arriba. 

 

Luego le haces cosquillas en todo su cuerpo, con lo que vas a lograr que se estiren sus músculos y pasar un momento agradable con tu nene.   

 

Utiliza los juguetes 

Cuando percibamos que nuestro pequeño ya está dando las primeras señales para sentarse, podemos hacer uso de distintos juguetes, que podríamos ubicar a su alrededor para incentivar su esfuerzo. 

 

Lo ideal es ubicar juguetes pequeños, con colores y diseños llamativos, si tienen algún tipo de sonido incorporado sería mucho mejor. 

 

En este caso, deberías colocar al bebé en una posición boca abajo, de esa forma va a desarrollar una mayor musculatura en la nuca. 

 

Ubicar al bebé con varias almohadas 

Una buena estrategia que podemos utilizar como papás para que nuestro bebé permanezca sentado sin correr ningún riesgo. 

 

Es importante ubicar al bebé en medio de varias almohadas, lejos del suelo, lo cual va a incentivar al pequeño para que permanezca en esta posición y tenga comodidad.

 

¿Cuándo se debería acudir a un especialista? 

Como lo hemos recalcado el proceso para que un bebé se siente puede variar, por ello lo más importante es que no sea forzado. 

 

Sin embargo, existen algunos escenarios en los que debería acudirse a un especialista: 

 

  • No sostiene su propio peso con las piernas cuando se lo coloca de pie.  
  • No logra dar vuelta o gira sobre sí mismo cuando permanece acostado. 
  • No tiene la capacidad de alcanzar objetos. 
  • No logra sentarse incluso con apoyo o sujeción. 

 

Recomendación de Peques 

Recuerda que sentarse es una de las etapas más importantes para tu bebé, que les otorga independencia, autonomía y otra visión de su entorno.  

 

Es importante que contribuyas y estimules este proceso, pero que no forces a tu pequeño a sentarse o a realizar movimientos que pueden afectar su organismo. 

 

Cada quien lleva este proceso de una forma diferente, y el tiempo puede variar, algunos pequeños logran hacerlo a los 4 meses, mientras otros pueden tomarse hasta 9 meses para lograr sentarse y sostenerse por sí solos.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?