Mi Carrito

¿Qué debe contener el kit de aseo para bebé? – Peques

Un bebé necesita diferentes productos para su aseo personal, los cuales serán grandes aliados para nosotros como papás, para que nuestros pequeños permanezcan limpios, cómodos y libres de cualquier bacteria. Aunque en el mercado es posible encontrar muchas opciones, es importante saber qué artículos comprar, con el fin de ahorrar en gastos que pueden resultar innecesarios.

 

En Peques hemos realizado el siguiente artículo en el que te vamos a hablar de los productos que deberían estar incluidos en el kit de aseo para bebé y algunos tips que debes tener en cuenta para preservar el bienestar de tu pequeño.

 

Productos de higiene para bebés: ¿Por qué son importantes?

 

Sin lugar a dudas, la higiene en los bebés es sumamente importante para cuidar su organismo y evitar que puedan adquirir alguna enfermedad. En este sentido, los productos destinados para cumplir con dicha misión son fundamentales, pues deben cumplir con ciertas características para evitar afectaciones en los más pequeños, quienes suelen ser bastante delicados.

 

Por lo tanto, es responsabilidad de padres y familiares allegados al bebé, revisar con sumo cuidado los ingredientes con los cuales se han fabricado los productos. Por ejemplo, no deberían contener perfumantes o conservantes debido a que se consideran como alergénicos.

 

Otros de los componentes que se deben evitar al máximo son el mentol, el alcanfor y el eucaliptol, pues resultan perjudiciales para la salud de los pequeños. Además, todos estos productos permiten que podamos mantener bajo control todos los microorganismos que pueden rondar a nuestro bebé.

 

Cosas de aseo para bebés: ¿Cuáles son imprescindibles?

 

Verás que al momento de comprar los productos de aseo que tu hijo va a necesitar al nacer, te vas a encontrar con muchas opciones. Aunque es bueno tener los objetos que tu chiquis va a necesitar a medida que va creciendo, es importante que no te excedas en compras que pueden resultar innecesarias. Por eso, vamos a empezar mencionando aquellos artículos indispensables que deben estar en el kit de aseo del bebé.

 

Toallitas húmedas

 

Son de los productos de aseo que más va a necesitar un bebé, en especial durante sus primeros años de vida. Puedes encontrarlas en paquetes de 20, 50 y 100. Son grandes aliadas para mantener limpio al pequeño, cada vez que le quites el pañal, o cuando le salen lagañas y también cuando se alimenta.

 

Además, puedes llevarlas a cualquier lugar, debido a que su tamaño permite que se puedan guardar en cualquier bolsillo. Asegúrate de comprar aquellas que no contengan alcohol y que sean hipoalergénicas.

 

Jabón neutro

 

Preferiblemente deberías comprar aquel jabón que sea líquido y que no contenga fragancia ni alcohol. Lee muy bien la etiqueta pues existen jabones que se encuentran disponibles de acuerdo a la edad del bebé. Es importante tener en cuenta que entre más pequeño sea el bebé, tendrá una piel con mayor sensibilidad y por lo tanto va a requerir de mayores cuidados.

 

Shampoo

 

Hay muchos bebés que desde su nacimiento ya se les puede ver pelo en su cabecita. Por ello, no estaría de más comprar un shampoo que sea suave y especial para hacer el lavado de su cabello.

 

Cepillo y peine

 

Ambos son muy útiles en especial cuando le va creciendo el cabello al bebé. Debes optar por aquellos que no le vayan a enredar y jalar su cabello. Preferiblemente que contenga cerdas redondas y flexibles, lo cual hará que el bebé se encuentre cómodo y seguro.

 

Tina

 

Otro de los productos esenciales y necesarios en especial durante los 2 primeros años de vida. Es posible encontrar diferentes modelos que se encuentran fabricadas en materiales especiales para que las tinas se logren conservar en el tiempo. Además, puedes acomodarlas en cualquier lugar, eso sí, que no se vayan a ver perjudicadas por el contacto con el mugre.

 

Lo más novedoso de este tipo de objetos es que se pueden limpiar y secar con un trapo fácilmente, y se pueden utilizar en la habitación del bebé o en la bañera.

 

Cortauñas

 

Sin duda alguna, cortarle las uñas a los bebés puede parecer un poco complejo y hasta aterrador. Esto sucede en especial por el tamaño diminuto de sus dedos y sus uñas. Por ello, es importante encontrar cortauñas especiales para evitar cortes que puedan lastimar al bebito.

 

Además, porque es necesario hacerlo para evitar que ellos se puedan rasguñar al pasarse las uñas por su rostro. Asegúrate de limpiar el cortauñas antes de usarlo para que no ocasione infecciones en los dedos del peque.

 

Crema hidratante

 

Al ser la piel del bebé demasiado sensible y delicada, es importante que la cuidemos utilizando productos óptimos y que sean hidratantes. En el mercado debes explorar muy bien la etiqueta para que te asegures que el producto que elijas cumpla con las condiciones correspondientes y sea idónea para la edad de tu chiquis. Este tipo de cremas deberás aplicarla cada vez que bañes a tu bebé en todo su cuerpo a excepción de la zona del pañal.

 

Crema para la colita

 

La colita del bebé es una de las zonas más sensibles que existen, por ello, es importante tener a la mano todos los productos que necesitan para que se encuentre siempre sana. Por lo cual, en el kit de higiene no podría faltar nunca la crema para aplicarle cada vez que se cambia de pañal.

 

Debes optar por aquellas que sean especiales para esta función y que cumplan con los debidos requisitos para la aplicación en la colita del peque. En un inicio deberás aplicar unas dos capas para que se encuentre más protegida, luego será necesaria una capa, a menos que se encuentre irritada la cola del bebé.

 

Pañales

 

Dejamos estos artículos para lo último, pero no significa que no sean necesarios, al contrario, son realmente indispensables para el bebé desde su nacimiento hasta que logra utilizar el vaso y puede controlar su sistema endocrino.

 

Es ideal que cuentes en tu kit con estos productos, te recomendamos que en un principio compres unos pocos para recién nacidos. Pues podría ocurrir que tu bebé requiera talla 1 de inmediato y pierdas tu inversión. No olvides llevar SIEMPRE este tipo de productos a cualquier lugar donde vayas, así evitas cualquier susto con tu bebé.

 

Otros artículos para el cuidado del bebé

 

Los artículos que mencionamos anteriormente, son los que deberías sí o sí tener en el kit de tu bebé para atender todas sus necesidades y que siempre mantenga limpio y protegido. Sin embargo, existen otras opciones que aunque no son tan urgentes pueden resultar bastante prácticas y funcionales, a continuación te mencionamos algunos productos que puedes contemplar:

 

  • Termómetro: aunque no es propiamente un producto de higiene, sí es muy importante para el cuidado de los bebés. Es fundamental tenerlo en casa en especial cuando notamos que el pequeño llora desconsoladamente sin ninguna razón o muestra incomodidad. En caso de que detectemos que sea fiebre alta, deberíamos acudir de inmediato al centro médico, por eso la importancia de este artículo que puede prevenir complicaciones con los pequeños.
  • Aspirador nasal: puede resultar práctico tener uno en casa. Teniendo en cuenta que al bebé se le puede tapar su nariz con moquitos y esto les puede llegar a causar bastante fastidio. Así que el aspirador se va a encargar de succionar estos moquitos y hacer una limpieza en general.
  • Chupete para bebé: aunque no es imprescindible puede resultar un gran aliado para que el bebé se entretenga y se calme cuando esté llorando de forma desconsolada.
  • Cepillo de dientes: este artículo suele ser esencial en el crecimiento del bebé. Sin embargo, lo hemos dejado en este espacio debido a que el bebé no lo va a requerir desde su nacimiento. De hecho, hasta que salgan sus primeros dientecitos es que lo vas a emplear.
  • Cargador para bebé: Es un objeto muy útil en los días que quieras dar un paseo con tu peque o cuando necesites tenerlo cargado, pero sin ocupar las manos.

Limpieza del recién nacido: ¿Cómo debes hacerla?

 

Como has visto existen una gran variedad de productos que el bebé va a necesitar en sus primeros años de vida. Pero, ¿cómo debe hacerse la limpieza de un recién nacido? A continuación te dejamos algunas recomendaciones:

 

  • Haz uso de pañitos o toallitas húmedas para limpiar su rostro, manitos o cuello cada vez que se ensucie.
  • En un inicio no debes bañar a tu bebé en la bañera hasta que se le caiga el cordón umbilical. Utiliza pañitos húmedos y pásalos por todas las partes del cuerpo, evitando que el cordón se humedezca.
  • Revisa el pañal de tu bebé cada dos o tres horas para que evites que se encuentre cargado y pueda irritar la piel de tu pequeño.
  • Cuando se haya caído el cordón umbilical, podrás hacer un baño normal en la tina, no olvides tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes.
  • El agua debe estar tibia y siempre tienes que probarla antes de ingresar al bebé. Para ello utiliza tu codo o parte posterior de tu muñeca.
  • Realiza baños rápidos y preferiblemente en tu habitación para que se concentre el calor en el ambiente.
  • Al terminar de bañar al bebé sécalo con una toalla suave sin restregarlo bruscamente.
  • Aplica siempre después del baño crema hidratante en todo su cuerpo y una crema especial para la zona del pañal.
  • No es necesario que hagas un baño todos los días, con 3 veces a la semana bastará. Cuando no lo hagas, limpia con un pañito su cara, orejas y cuello.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?