Mi Carrito

Remedios naturales para tratar la dermatitis en bebés – Peques

Remedios naturales para tratar la dermatitis en bebés

 

La piel de los bebés suele ser bastante delicada durante sus primeros meses de vida, por lo que, suele ser bastante común que aparezcan diferentes tipos de lesiones que ocasionan que esta adquiera un aspecto de color rojizo y luzca descamada.

 

Esta enfermedad es conocida como dermatitis en bebés, y suele ser muy cotidiana en un 60% por ciento en los bebés a partir del segundo mes de vida. Suele aparecer en diferentes partes de su cuerpo, como son sus mejillas, brazos, piernas y en la zona del pañal. Para que conozcas más sobre la dermatitis atópica hemos realizado el siguiente artículo, así que ¡sigue leyendo e infórmate!

 

¿Qué es la piel atópica en bebés y cuáles son causas?

 

La piel o dermatitis atópica es una enfermedad que se presenta de forma recurrente en los bebés lactantes. Esta suele manifestarse en forma de irritación cutánea y puede extenderse durante años, lo cual significa que puede llegar a ser más evidente en determinadas épocas. Este tipo de lesiones se puede manifestar en diferentes partes del cuerpo del menor, siendo muy comunes el rostro, la zona del pañal, los brazos y las piernas.

 

Una de las causas principales de esta patología ocurre por un componente hereditario, es decir, que se le puede atribuir a características propias de integrantes de la familia, sean padres, abuelos o hermanos que han padecido de algún tipo de alergias en la piel. Además, la piel del bebé puede tener mayor sensibilidad que la de otros pequeños y por ende, sufrir afectaciones ante factores ambientales.

 

El uso de cremas, shampoos y jabones a los que sea alérgico el bebé puede ocasionar esta dermatitis atópica. A su vez, una mala higiene en la zona del pañal, dejarlo mucho tiempo con chichi o popó o el material de los pañales que están usando puede generar alergias de este tipo.

 

Dermatitis atópica en bebés: síntomas para detectarla

 

Existen diferentes síntomas con los que puedes detectar la dermatitis atópica, los más comunes son los siguientes:

 

  • Enrojecimiento fuera de lo común
  • Descamación de una parte específica de la piel
  • Sequedad de la piel.
  • Picazón molesto e incontrolable.

Dermatitis en bebés: 5 tratamientos naturales para curarla

 

Si quieres realizar tratamiento al bebé para curar la dermatitis atópica, te recomendamos que optes por remedios naturales. A continuación te vamos a dejar 5 remedios caseros:

 

Aceite de almendra y lavanda

 

El aceite de almendra es de los ingredientes más empleados para la hidratación y el masaje de la piel de los bebés. Este posee diferentes componentes como son la vitamina A, B y E, siendo un poderoso antioxidante. El aceite de lavanda, por su parte, es una planta medicinal que posee propiedades antisépticas, regeneradoras y relajantes; siendo una gran alternativa para el tratamiento de los problemas de la piel.

 

Para la preparación de este remedio natural vas a necesitar los siguientes ingredientes:

 

  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 60 ml o 4 cucharadas de aceite de almendra

Procede a hacer la mezcla de ambos aceites y realiza la aplicación en la zona afectada y espera a que actúe.

 

Aceite de coco

 

Este ingrediente contiene ácidos grasos saludables que le aportan hidratación a la piel. Una opción ideal para aliviar la dermatitis atópica de los bebés. Así mismo, es una gran alternativa para disminuir la inflamación y mejorar el aspecto de la piel.

 

Para llevar a cabo la aplicación debes hacerlo de forma directa sobre la piel del bebé después de bañarlo. Además, lo puedes untar sobre la lesión en la noche antes de que el pequeño se duerma.

 

Aceite de árbol de té

 

Este tipo de aceite se obtiene de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia, el cual suele ser empleado comúnmente para sanar diferentes problemas de la piel, como es la dermatitis atópica.

 

Para su aplicación debes mezclar este tipo de té con aceite de almendra o aceite de oliva. Debes mezclarlos muy bien y luego dejar que actúe sobre la parte afectada.

 

Aloe vera y aceite de oliva

 

Una de las mezclas más poderosas que existen para obtener grandes beneficios para la piel. Ambos aportan propiedades nutritivas, calmantes, regeneradoras e hidratantes. Para que lleves a cabo la preparación de este remedio necesitas los siguientes ingredientes:

 

  • 15 ml o 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 30 gr o 2 cucharadas de gel de aloe vera

Para llevar a cabo la respectiva preparación deberías usar gel de aloe vera lo más puro posible, preferiblemente que sea extraído directamente de la planta. Mezcla los dos ingredientes y aplica este sobre la piel afectada del bebé, espera a que se absorba.

 

Miel

 

La piel es un ingrediente con bastante popularidad para la curación de diversas heridas de la piel. Por ende, es una gran alternativa para combatir la dermatitis de la piel de los bebés. Se trata de un agente antibacteriano que deberías contemplar.

 

Para hacer uso de este ingrediente, debes tomar un poco y aplicarlo sobre la lesión de la piel del bebé y lleva a cabo masajes suave y relajantes. También es posible que encuentres productos a base de miel en farmacias o tiendas naturales.

 

Dermatitis en un bebé: Recomendaciones para prevenirla

 

Sí bien la dermatitis atópica en los bebés puede aparecer por factores genéticos, es fundamental que se tengan a cabo ciertas precauciones, en especial en la higiene del pequeño para evitar su aparición. A continuación te compartimos algunas recomendaciones:

 

  • La piel del bebé debe estar siempre limpia: esto aplica principalmente para la zona del pañal, la cual debe permanecer seca y limpia para evitar que se forme la dermatitis. Procura revisar cada 2 o 3 horas el pañal para que sepas si debe hacerse cambio.
  • Aplica un jabón neutro: el cual debería estar libre de químicos que puede afectar la piel del bebé. Cada vez que lo enjabones hazlo con delicadeza.
  • Humecta su piel al menos dos veces al día: trata de utilizar cremas especiales para la piel del pequeño. Aplica en todo su cuerpo con bastante precaución, así la mantendrás hidratada.
  • Seca a tu bebé con precaución: utiliza una toalla suave y hazlo con golpecitos sobre su piel sin que vayas a generar fricción.
  • Coloca ropa con fibras naturales: opta por aquellas prendas que sean de algodón suave y trata de evitar las que sean fabricadas con fibras sintéticas.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?