Mi Carrito

¿A qué edad el niño debe dormir solo? – Aprende en Peques

¿A qué edad el niño debe dormir solo?

 

Cuando un bebé nace es muy común que tengamos los elementos necesarios para que logre descansar de la forma adecuada. Esto incluye por supuesto una cuna o corral, en especial porque es recomendable que duerman solos durante sus primeros meses de vida, para evitar posibles asfixias.

 

Sin embargo, conforme va pasando el tiempo los chiquis empiezan a crear el hábito de dormir junto con sus padres, ya sea por temor a la soledad, oscuridad o falta de costumbre. Originando así la gran pregunta en los padres: ¿a qué edad el niño debe dormir solo? Para responder a esta inquietud hemos realizado el siguiente artículo.

 

Bebé durmiendo con los padres: ¿Por qué lo hacen?

 

Muchos padres eligen hacer colecho con su bebé, ya que al hacerlo les permite cuidar de su chiquis durante la noche y de esa forma evitar los desplazamientos en la madrugada cuando el peque comienza a llorar.

 

Otros padres por el contrario contemplaron desde un principio que el bebé durmiera por separado. De esa forma, consiguieron una cuna, la instalaron en una habitación separada o en la suya, pero descubrieron de a poco que les gustaba que el bebé durmiera junto a ellos.

 

También suele suceder que tu peque se levanta a mitad de la noche y luego se sube a la cama contigo. No es algo que tú o el chiquis planee, solamente sucede y puede ocurrir porque se genera un temor en el peque a la oscuridad o soledad.

 

¿Por qué los niños no deben dormir con los padres?

 

Cuando decides compartir una cama familiar con tus hijos casi siempre, se convierte en un problema por una variedad de razones, las cuales te mencionamos a continuación:

 

  • Tu peque puede mostrar comportamientos ansiosos: esto ocurre porque muchos niños desarrollan expectativas con sus padres, por ejemplo, recibir caricias en la espalda, palmaditas y que los carguen para que se duerman. Lo cual conlleva a que se irriten y lloren desconsoladamente por no recibir lo que esperan.
  • La calidad del sueño de los padres puede verse afectada: los peques al ser bastante inquietos y activos mientras duermen, pueden llegar a interrumpir el sueño de sus padres pateando o retorciéndose. Lo cual puede llegar a ocasionar estrés y cansancio acumulado durante el día en los progenitores.
  • Puedes tener problemas en tu relación: muchas parejas con niños buscan espacios para estar a solas, conversar y tener intimidad. Sin embargo, cuando compartes la cama con tu peque, literalmente te están separando de tu pareja. Esto puede tener repercusiones negativas con el tiempo y puede derivar en conflictos internos.
  • Tu chiquis puede desarrollar una muleta para dormir: cuando el peque siente que sus padres van a permanecer siempre a su lado al momento de acostarse, puede desarrollar una patología conocida como muleta para dormir o apoyo para dormir. Lo cual significa que el bebé no se va a dormir sin que sienta que sus padres están a su lado.

¿Por qué es bueno que los niños duerman solos?

 

Fomentar el sueño independiente en los pequeños a medida que van creciendo es muy importante por varios motivos, los cuales detallamos a continuación:

 

  • El colecho prolongado puede desanimar a los niños a conseguir lo que se denomina como “independencia nocturna”. Los pequeños con independencia nocturna confían en que pueden conciliar el sueño por sí mismos y saben cómo consolarse si se sienten estresados ​​o ansiosos durante el sueño, factores claves para un desarrollo emocional saludable.
  • Desde la infancia, los padres siempre están ahí para su chiquis cuando se despierta en medio de la noche en su cuna. Sostenerlo y abrazarlo tiende a ayudar a que se vuelva a dormir. Desde luego, esto cambia cuando tu hijo crece, por lo tanto, el peque debe aprender a calmarse por sí solo y no depender de ti.
  • La autoestima se forma a partir del hecho de sentirse independiente y seguro de uno mismo. Un niño que aprende a cuidarse de sí mismo puede ayudarlo a fortalecer esas tendencias desde temprana edad.
  • Suele ser bastante común que los padres quieran dormir con su chiquis después de estar lejos de él durante todo el día, sin embargo, es mejor cuando buscan espacios para compartir en familia. Por ejemplo, estar juntos en la cena y en otras actividades, así ayudarás a que se mantenga el sueño como una actividad individual.
  • A medida que un niño crece, habrá momentos en los que estará solo en viajes escolares, fiestas o salidas con sus compañeros. Estos eventos son necesarios para el desarrollo integral de tu peque y la dependencia de los padres puede ser un obstáculo en ese sentido.

¿A qué edad es recomendable que un bebé duerma solo?

 

Es importante enseñar a tu peque a que duerma solo a la edad adecuada. Si lo haces demasiado pronto, ello podría ocasionar ansiedad por separación o una sensación de desapego en el chiquis. Por el contrario, si lo haces demasiado tarde, puede ser extremadamente complejo romper esa dependencia.

 

Aunque todos los niños son diferentes, y es complejo determinar con exactitud cuál es la edad indicada para que el pequeño duerma solo, el momento oportuno para que esto suceda puede ser cuando el chiquis haya cumplido entre 2 a 3 años. Será un buen punto de partida para incentivar a tu bebé a que duerma solo.

 

Esta tarea puede llegar a tomar desde unos pocos meses hasta un año entero antes de que el chiquis consiga quedarse dormido por sí solo.

 

¿Cómo incentivar a tu peque para que duerma solo?

 

Aquí te queremos compartir algunos consejos para que logres incentivar a tu peque a que duerma en su propia cama y de esa manera puedas garantizar que tenga un sueño seguro y reparador.

 

No debes acelerar esta etapa

 

Es normal que los niños pequeños presenten ansiedad por la separación con sus padres. Por ello, no vayas a esperar que el pequeño de repente asuma con una actitud positiva el hecho de que va a dormir en propia cama por la noche.

 

Es necesario que vayas dando pequeños pasos. Puedes empezar por sentarte en su cama inicialmente hasta que se duerma. Luego, cambia a sentarse en una silla mientras se logra quedar dormido. Incluso puedes dejarlo entre 15 a 20 minutos en tu cama, y luego hacer que se duerma en su propia cama.

 

No debes acelerar esta etapa

 

Es normal que los niños pequeños presenten ansiedad por la separación con sus padres. Por ello, no vayas a esperar que el pequeño de repente asuma con una actitud positiva el hecho de que va a dormir en propia cama por la noche.

 

Es necesario que vayas dando pequeños pasos. Puedes empezar por sentarte en su cama inicialmente hasta que se duerma. Luego, cambia a sentarse en una silla mientras se logra quedar dormido. Incluso puedes dejarlo entre 15 a 20 minutos en tu cama, y luego hacer que se duerma en su propia cama.

 

No debes acelerar esta etapa

 

Es normal que los niños pequeños presenten ansiedad por la separación con sus padres. Por ello, no vayas a esperar que el pequeño de repente asuma con una actitud positiva el hecho de que va a dormir en propia cama por la noche.

 

Es necesario que vayas dando pequeños pasos. Puedes empezar por sentarte en su cama inicialmente hasta que se duerma. Luego, cambia a sentarse en una silla mientras se logra quedar dormido. Incluso puedes dejarlo entre 15 a 20 minutos en tu cama, y luego hacer que se duerma en su propia cama.

 

Deberías darles pequeñas recompensas

 

Ya sea que se trate de una pequeña calcomanía, una estrella o su comida favorita, procura recompensar a tu chiquis cuando consiga dormir en su propia cama. Es indispensable que le hagas sentir que dormir en su propia cama es un acto que se debe celebrar.

 

Haz de este proceso algo emocionante

 

Que tu pequeño duerma en su propia cama no debería sonar como un castigo sino como un logro. Por ello, es importante que motives a tu chiquis con palabras de aliento, además deberías decirle lo divertido que será conseguir una “cama para adultos” como mamá y papá. Incluso puedes incluirlos en la elección de las sábanas y cobijas para su cama, de esa manera se van a sentir protagonistas.

 

Fomenta su independencia

 

Debes acostar a tu pequeño cuando tenga sueño y no cuando se haya quedado dormido. Esta es una buena técnica para que aprenda a dormir solo. Además, debes mantener la calma cuando estás llevando a dormir a tu chiquis, especialmente si se pone terco y malhumorado porque no quiere separarse de ti. Aumenta el sentido de independencia de tu hijo al permitirle que establezca su rutina de sueño, como elegir su pijama, su cuento para dormir y su canción de cuna.

 

Establece un horario regular para que el pequeño se vaya a dormir

 

Tener un horario de sueño constante ayuda a garantizar que tu peque duerma lo suficiente. Esto permite que el pequeño sea capaz de entrenar su mente para que se duerma en horario establecido.

Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?