Mi Carrito

Enfermedades de un recién nacido: ¿Cuáles son las más comunes?

Los recién nacidos, cuando llegan a nuestra casa, nos parecen frágiles y muy delicados. Sin embargo, con el paso de los días nos damos cuenta de que los peques son mucho más fuertes y poderosos de lo que pensábamos, pero todo eso se ve atravesado por un miedo que tenemos todos los papás: ver a nuestro hijo enfermo.

 

Por eso, aquí te contaremos cuáles son las enfermedades de un recién nacido y veremos cómo saber si a un bebé le duele algo, para que siempre estés atento y con los ojos bien abiertos.

 

¿Empezamos?

 

¿Por qué se pueden presentar las enfermedades de neonatos al nacer?

 

Las enfermedades de los recién nacidos pueden presentarse por muchos motivos. Aquí veremos los más comunes:

 

  • Infecciones por virus o bacterias: Cuando los bebés nacen, se ven expuestos a muchos agentes contagiosos con los que no habían tenido contacto mientras estaban en el vientre, por lo que es muy común que los recién nacidos sean muy propensos a contraer enfermedades contagiosas, como los resfriados.
  • Incomodidades normales de la edad: A pesar de que nuestro miedo como papás siempre nos hace sentir que los peques pueden estar en un riesgo constante, es importante que recordemos que muchos de los síntomas que veremos en su desarrollo se deben a situaciones normales de la edad.
  • Enfermedades que se generaron en el momento del parto: El parto es una situación estresante para el cuerpo de los bebés, por lo que cualquier suceso que se salga de lo natural puede generar una enfermedad medianamente grave en los recién nacidos
  • Enfermedades genéticas o heredadas en el embarazo: Los papás y las mamás podemos transmitirles a nuestros hijos enfermedades ya sea por medio de la genética, como el asma, o por situaciones específicas del embarazo.

Enfermedades más comunes de los bebés recién nacidos

 

Ahora que entendimos cómo se pueden generar las enfermedades, veamos cuáles son las más comunes en los bebés:

 

Cólicos en bebés

 

Según Medline Plus, uno de cada cinco recién nacidos padece de cólicos en las primeras doce semanas de vida. En general, la manera más común de darse cuenta es porque los bebés lloran sin razón aparente: no tienen hambre, sueño, necesidad de contacto o cansancio.

 

Normalmente los cólicos aparecen a la misma hora todos los días, entre el tercer día de nacido y las 12 semanas de edad. Entre sus causas más comunes se encuentran:

 

  • Dolor por gases, que se expulsan con facilidad con ayuda de los papás
  • Hambre
  • Alimentación excesiva
  • Intolerancia a ciertos alimentos o ciertas proteínas en la leche materna o la leche de fórmula
  • Emociones como el miedo o la frustración

Bebés con problemas de oído

 

La otitis, que es una infección e inflamación de alguna parte del oído (interno o medio) es una enfermedad que se da en más del 80% de los niños en los primeros 3 años de vida.

 

Algunos factores que incrementan la posibilidad de esta enfermedad son los resfriados (porque el oído está directamente comunicado con la garganta y la nariz), la exposición al humo o el uso excesivo del chupete.

 

Ictericia en los bebés

 

Muchos bebés saludables pueden adquirir un tono amarillo en la piel, llamado Ictericia, que se produce por una acumulación de bilirrubina en la sangre. Esto sucede cuando el hígado todavía es muy inmaduro y no es capaz aún de eliminarla.

 

Los casos leves de ictericia son inofensivos y en general se pueden curar con poner al bebé al sol durante las mañanas, pero los casos más graves necesitan que haya una consulta urgente al pediatra para evitar un daño en el sistema nervioso.

 

Diarrea, estreñimiento y vómito en los bebés

 

  • Diarrea: La diarrea no es una enfermedad en sí misma, sino que es un síntoma de que alguna cosa no está funcionando de la manera correcta. Puede ser causada por una intolerancia normal a los alimentos, por un virus, por una bacteria o por una enfermedad más grave. Hay que estar atentos a qué otros síntomas aparecen para entender qué necesita el bebé.
  • Estreñimiento: El estreñimiento en los recién nacidos generalmente se da por una reacción a la leche de fórmula. En caso de que no sea así, lo recomendable es consultar con el pediatra de manera urgente.
  • Vómito: Cuando los bebés vomitan y no tienen ningún otro síntoma, generalmente se debe a un sistema digestivo muy inmaduro que no es capaz de retener la comida en el interior, por lo que no hay nada de qué preocuparse más allá de garantizar que no se ahogue. Sin embargo, cuando el vómito viene acompañado con otros síntomas, es importante consultar con un pediatra.

Dermatitis del pañal

 

Casi todos los bebés sufren de la dermatitis del pañal al menos una vez en la vida, pero en este momento existen muy buenas cremas que lo protegen o lo curan.

 

Esto sucede porque en la orina y en las heces existen agentes irritativos que, si no se retiran de manera casi inmediata, logran que la piel se ponga roja y que arda.

 

Tos en los recién nacidos

 

La tos en los recién nacidos es normal mientras que haya una causa evidente, como un reflejo normal de los seres humanos. Sin embargo, si el bebé tose continuamente o siempre se ahoga cuando come, es importante consultar al pediatra.

 

Enfermedades respiratorias en los bebés

 

Los pulmones y todo el sistema respiratorio de los bebés recién nacidos es frágil, pues está en constante contacto con agentes que lo pueden enfermar. Las gripas y los resfriados son comunes y se pueden tratar desde la casa con los medicamentos que recomiende el pediatra, pero hay dos enfermedades particulares muy comunes:

 

  • Crup: El crup es una enfermedad en la que hay una inflamación de la laringe y las cuerdas vocales, que se caracteriza por una tos seca y la piel marcando las costillas en cada arranque de tos. Es una enfermedad viral que necesita consulta con un pediatra.
  • Bronquiolitis: La bronquiolitis es una inflamación de los bronquios que se produce por un virus. Se caracteriza por la tos y la sibilancia (sentir que los pulmones silban en cada respiración). En general es una enfermedad que se puede tratar en casa, pero es mejor consultar con un pediatra.

¿Cuáles son los signos de alarma del recién nacido?

 

Cuando nos volvemos papás, debemos mantener siempre los ojos muy abiertos para notar cuándo a nuestro bebé le puede estar pasando algo fuera de lo común, ya que es demasiado pequeño para poder comunicarse con nosotros.

 

Aquí están los 10 signos de alarma del recién nacido:

 

  1. Color de la piel: Los bebés deben tener su piel de un color normal, como algún tipo de rosado, pero es importante consultar al médico si se pone azul, amarilla o gris.
  2. Temperatura: Cuando la temperatura de un recién nacido sobrepasa los 37 o 38 grados, es porque tiene fiebre. Si está debajo de los 35, hipotermia.
  3. Vómito: Ya hablamos de cuándo es necesario consultar a un experto en caso de vómito, pero debes tener especial cuidado con no permitir que haya una deshidratación.
  4. Color y textura de las heces: Asegúrate de que no contengan moco o sangre.
  5. Dificultad para respirar: Los bebés deben respirar menos de 60 veces por minutos. Asegúrate de que no pase más de 20 segundos sin hacerlo.
  6. Cambios en el comportamiento: Si un bebé llora con demasiada frecuencia o si no tiene tono muscular, es importante consultar a un médico.
  7. Convulsiones: Este es un signo de alarma que debe ser atendido de manera inmediata, pues puede ser síntoma de enfermedades más graves.
  8. Cordón umbilical infectado: El ombligo de los bebés no debe ponerse rojo, tener sangre, oler mal o supurar pus.
  9. Cambios en la rutina de la comida: Si un bebé rechaza todo el alimento de manera constante, ya sea de tetero o de la leche materna, puede ser que tenga dolor o inapetencia. Es importante llevarlo al pediatra.
  10. Cambios en la rutina de la orina: Los recién nacidos deben orinar alrededor de 5 veces al día.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?