Mi Carrito

Vitaminas para bebés: Importancia en su desarrollo – Peques

Vitaminas para bebés: Importancia en su desarrollo

 

Un bebé recién nacido que es amamantado va a recibir la mayoría de vitaminas y minerales que su organismo necesita a través de la leche materna, esto suele ocurrir durante los primeros 6 meses. A medida que va creciendo, va a requerir mayor cantidad de vitaminas para su correcto desarrollo y crecimiento.

 

En Peques queremos hablarte sobre cuáles son las vitaminas para bebés que estos necesitan a diario para que puedan obtener un estado de salud favorable. Además, te vamos a mencionar en qué alimentos encontrarlas y hasta qué punto son necesarios los suplementos vitamínicos.

 

Vitaminas para el crecimiento de los bebés: ¿Por qué son importantes?

 

Las vitaminas son, en esencia, pequeñas cantidades de nutrientes específicos que todos los bebés necesitan para su desarrollo. Las cuales suelen aportar diversos beneficios a los chiquis, como un sistema inmunológico más fuerte, músculos más sanos y bienestar general.

 

Un bebé después de los 6 meses, a medida que aumentan sus necesidades nutricionales y su dieta cambia de leche materna o fórmula a incluir alimentos sólidos, puede llegar a requerir suplementos vitamínicos adicionales.

 

Esto suele ocurrir especialmente en aquellos bebés entre los 7 a los 12 meses de edad, quienes van a necesitar mayor cantidad de vitamina A, D, E y K que entre el nacimiento y los 6 meses. Así mismo, los bebés van a requerir mayor cantidad de hierro una vez que alcanzan sus primeros 6 meses de edad.

 

Vale la pena aclarar que no todos los bebés requerirán de suplementos vitamínicos. De hecho, una vez el peque empiece a recibir alimentos sólidos, es posible que obtenga más vitaminas y minerales de lo que se piensa, especialmente si consume alimentos fortificados, que a menudo contienen vitamina A, zinc, hierro y ácido fólico agregados.

 

¿Cuáles son las mejores vitaminas para niños?

 

Desde el nacimiento los bebés van a requerir diferentes vitaminas para su adecuado desarrollo. Como bien lo mencionamos, los recién nacidos van a obtener la mayoría de nutrientes a través de la leche materna o de fórmula. A partir de sus primeros seis meses van a empezar a recibir vitaminas de algunos alimentos, vamos a mencionar a continuación cuáles necesitan y dónde encontrarlas:

 

¿Para qué es la vitamina K en bebés recién nacidos?

 

Los bebés recién nacidos reciben una inyección de vitamina K de forma rutinaria mientras aún se encuentran en el hospital, pocas horas después del parto. La vitamina K contribuye con la coagulación de la sangre y ayuda a mantener los huesos sanos. Los bebés tienen muy poca vitamina K cuando nacen, por lo que corren el riesgo de sangrar demasiado si no reciben la inyección.

 

La inyección permite que los bebés prevengan la deficiencia de vitamina K durante los primeros meses de vida, hasta que empiecen a consumir alimentos sólidos y obtengan la vitamina a través de otras fuentes.

 

¿Para qué es la vitamina D en bebés?

 

Los bebés solo pueden obtener una pequeña cantidad de vitamina D a través de la leche materna, por lo que se recomienda darle al bebé después de los 6 meses y hasta que cumpla cinco años un suplemento de vitamina D de 10 microgramos al día, durante todo el año.

 

Si tu bebé consume más de 500 ml de leche de fórmula al día, recibirá suficiente vitamina D de la leche y no hay necesidad de ofrecerle un suplemento hasta que sus tomas de leche desciendan por debajo de este nivel.

 

Aunque el cuerpo humano produce vitamina D después de que la piel se expone a la luz solar, no es recomendable mantener al bebé en contacto con la luz solar, especialmente durante sus primeros seis meses. Esto se debe a que la piel de los pequeños es muy delgada y delicada, y la exposición al sol puede contribuir al riesgo de cáncer de piel y arrugas en el futuro, incluso si la piel no se quema.

 

¿Para qué sirve la vitamina A en los bebés?

 

La vitamina A es bastante importante, en especial para los bebés. Esta es la responsable del fortalecimiento del sistema inmunológico al mismo tiempo que mejora la salud de nuestros ojos y piel.

 

La vitamina A se puede encontrar en una variedad de alimentos como son:

 

  • Zanahorias y mangos.
  • Papa dulce.
  • Productos lácteos.
  • Verduras de color verde oscuro, como el brócoli y la espinaca.

Sin embargo, los bebés no siempre obtienen la cantidad de vitamina A que requieren a través de los alimentos. Por lo tanto, es recomendable que se suministre un suplemento diario de 233 microgramos a bebés desde los 6 meses hasta niños de 5 años.

 

¿Para qué sirve la vitamina C en los bebés?

 

La vitamina C es sin duda alguna la más conocida de todas las vitaminas. Esto se debe a que es la responsable de mantener un buen estado de salud en general y permite la absorción de hierro, que es fundamental durante el período del desarrollo del bebé.

 

Es posible encontrar vitamina C en una variedad de alimentos, que incluyen:

 

  • Naranjas.
  • Kiwis.
  • Brócolis.
  • Tomates.
  • Fresas.

Al igual que con otras vitaminas, no es fácil que todos los peques obtengan todo lo que necesitan a través de los alimentos. Por lo tanto, se aconseja suministrar 20 miligramos de suplemento diario de vitamina C para todos los bebés entre 6 meses a cinco años.

 

El Zinc es un gran suplemento para los bebés

 

El zinc es un mineral bastante importante para la función inmunológica, la cicatrización de heridas y el desarrollo de los sentidos del olfato y el gusto de tu bebé.

 

Cuando amamantas a tu pequeño, podrá recibir el suficiente zinc hasta que tenga alrededor de 6 meses. Después de eso, la cantidad de zinc requerida irá aumentando, por lo que también va a necesitar obtener algo de los alimentos sólidos que consumen.

 

Las fuentes más comunes de zinc son la carne y los productos lácteos. También es posible que le suministres suplementos vitamínicos que te recomiende el pediatra.

Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?