Mi Carrito

Hipo en bebés recién nacidos: ¿Por qué se presenta? – Peques

Hipo en bebés recién nacidos: ¿Por qué se presenta?

 

El hipo en bebés recién nacidos suele ser bastante común y puede llegar a extenderse de forma regular hasta su primer añito de vida. Este suele surgir al presentarse una contracción del diafragma del pequeño, lo cual ocasiona que el aire se expulse por medio de las cuerdas vocales, generando el sonido característico del hipo.

 

Muchos padres se preguntan si el hipo es peligroso y qué alternativas existen para controlarlo. Así que en el siguiente artículo vamos a ampliar toda la información sobre causas y la forma de detener el hipo en un recién nacido.

 

¿Por qué a los bebés recién nacidos les da hipo?

 

El hipo aparece en un bebé recién nacido cuando algo causa un espasmo en el diafragma y las cuerdas vocales se cierran rápidamente. Esto obliga a que el aire salga a través de las cuerdas vocales cerradas, lo que crea el sonido del hipo.

 

El diafragma es un músculo grande que pasa a través del fondo de la caja torácica. Se mueve hacia arriba y hacia abajo a medida que una persona respira.

 

El hipo en los bebés tiende a ocurrir sin motivo aparente, pero la alimentación puede causar ocasionalmente espasmo en el diafragma. Puede aparecer cuando un bebé:

 

  • Se alimenta en exceso.
  • Come demasiado rápido.
  • Ingiere demasiado aire.

Estos factores pueden hacer que el estómago del bebé se expanda. A medida que se expande, se presiona contra el diafragma, lo que desencadena espasmos que causan el hipo.

 

Si el hipo ocurre con frecuencia y causa angustia en el bebé, es posible que se deba a una afección médica oculta, como reflujo gastroesofágico (RGE). Esto ocurre cuando los alimentos parcialmente digeridos y el ácido del estómago regresan a través del esófago. A medida que estos líquidos pasan por el diafragma, pueden irritarlo y activar los espasmos.

 

La alimentación o los problemas del estómago no siempre causan el hipo. El diafragma del bebé puede sufrir espasmos por motivos desconocidos.

 

¿A los bebés en el vientre les puede dar hipo?

 

La respuesta rápida es sí. ¿Por qué sucede? Bueno, te contamos que esta reacción se denomina como hipo fetal, el cual se presenta a partir del segundo trimestre de embarazo. La gran pregunta es: ¿Son normales estos movimientos rítmicos? La respuesta es SÍ, aunque en un inicio pueden parecer extraños.

 

Este hipo sirve para que tu bebé entrene los pulmones para poder respirar cuando nazca. Aunque mientras está dentro de tu barriga tu bebé no coge aire, sino líquido amniótico que nutre sus pulmones.

 

Además, con el hipo fetal el bebé también está ejercitando la succión y la deglución. Algo muy importante para su supervivencia cuando nazca. A su vez, contribuye con el desarrollo del sistema nervioso de tu pequeño.

 

¿Cómo quitar el hipo a un bebé recién nacido?

 

No existen fórmulas mágicas para quitar el hipo a un bebé. No obstante, te dejamos algunos consejos para quitarle el hipo a tu bebé:

 

  • Un bebé tiene más riesgo de tener hipo si se traga aire mientras está siendo amamantado. En este caso, debes parar de dar el pecho al pequeño. Pasado algunos minutos, puedes reiniciar tu trabajo para amamantar, pero teniendo el cuidado para evitar la entrada de aire. Lo mismo debes hacer por si notas que el bebé mama rápidamente. Para de amamantar, deja que el bebé descanse un poco, y vuelve a colocarlo. Después de dar el pecho a tu bebé, no te olvides de dejarlo en posición vertical para facilitar la eliminación de aire.
  • Si el bebé tiene hipo, intenta cambiarlo de posición. Si está acostado, levántalo, si está levantado, es decir en vertical, puedes semiacostarlo.
  • Ofrecer el chupete al bebé que tiene hipo también puede funcionar. El chupete puede ser tan efectivo como darle el pecho al bebé. Los movimientos de succión y deglución pueden hacer que el hipo se vaya.
  • Los cambios de temperatura también pueden provocar el hipo. Para que eso no ocurra, busca cambiar a tu bebé siempre en un ambiente sin corrientes de aire, y muy bien abrigado.
  • Si provocas un estornudo al bebé también se le quitará el hipo. Para hacerlo, intenta pasar un pañuelo limpio por la nariz de tu bebé para que él estornude. Si eso ocurre, puede que pare el hipo.

Hipo en bebés recién nacidos: ¿Qué no deberías hacer?

 

Existen algunos métodos para quitar el hipo que se han extendido pero que, realmente, ni funcionan ni son beneficiosos para el bebé. Los remedios más contraproducentes y que no deberás utilizar para intentar quitar el hipo de tu bebé son:

 

  • Tapar la nariz del bebé: jamás debes tapar la nariz del bebé para eliminar el hipo, ya que no servirá de nada. Solo provocará que el bebé llore y se asuste.
  • Gotas de limón en el agua: el limón es una fruta demasiado ácida para el bebé, incluso cuando ya ha comenzado con la alimentación complementaria.
  • Bebidas con gas: al igual que el agua con limón, no es recomendable ofrecerle al pequeño bebidas con gas.

¿Cómo prevenir el hipo en bebé recién nacido?

 

Con frecuencia, el hipo no se puede evitar, pero las siguientes estrategias pueden ayudar al pequeño:

 

  • Alimenta al bebé antes de que tenga mucha hambre, para mantenerlo calmado.
  • Brinda alimento al bebé con frecuencia en pequeñas cantidades.
  • Mantén sentado erguido al bebé durante media hora después de cada comida.
  • Coloca muy bien el biberón para que no entre aire al chupón o tetina.
  • Asegúrate de que la boca del bebé esté aferrada a todo el pezón.

¿Cuándo consultar al pediatra por el hipo en un bebé recién nacido?

 

Como hemos dicho anteriormente, el hipo es frecuente en los bebés recién nacidos hasta por lo menos los 6 meses de edad. Si a partir de esta edad, el hipo sigue sin cesar, es recomendable que se lleve el bebé a una consulta con su pediatra más que nada para descartar que el hipo esté siendo causado por una alteración en su aparato respiratorio o digestivo, o que presente algún otro problema fisiológico.

Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?