Mi Carrito

Vacunas para bebés: ¿Por qué son importantes? – Peques

Vacunas para bebés: ¿Por qué son importantes?

 

Cuando tu bebé llega al mundo cuenta con una protección contra una gran variedad de enfermedades, esto es posible porque tú, como mamá, le has pasado algunos anticuerpos, proteínas que el cuerpo fabrica para detener distintas enfermedades. En el caso de los bebés amamantados se ven beneficiados con más anticuerpos por medio de la leche materna, aunque ambos mecanismos de protección serán temporales.

 

Es allí cuando surge la importancia de las vacunas para bebés, las cuales les brindan cierta inmunidad a los peques para que no vayan a adquirir diversas enfermedades. Sabemos que existen demasiadas preguntas sobre cuáles son las vacunas que debe recibir el bebé y qué cuidados tener después de su aplicación. Para resolver estas dudas lee el siguiente artículo.

 

¿Por qué es importante vacunar a los bebés?

 

Cuando tu bebé llega al mundo, está expuesto a miles de gérmenes, incluso a través de sus actividades cotidianas como respirar, comer o tocar diferentes superficies.

 

Aunque los bebés nacen con sistemas inmunológicos que son capaces de combatir la mayoría de los gérmenes, todavía hay algunas enfermedades mortales o poderosas que no pueden controlar. Aquí es donde las vacunas entran en escena para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de tu peque.

 

Las vacunas inducen cantidades muy pequeñas de antígenos en el sistema inmunológico de los chiquis. Los antígenos desencadenan la producción de anticuerpos, y esto ayuda a que su organismo reconozca y pueda combatir diversas enfermedades.

 

Vacunas para bebés: ¿Son seguras?

 

Es natural que como padre primerizo, te sientas estresado y ansioso por la vacunación de tu bebé. Pero la mejor manera de avanzar es mantenerse actualizado con información confiable y relevante. No prestes atención a los rumores y mitos innecesarios sobre los peligros de las vacunas, ya que no hay ninguna evidencia científica que los respalde. Todas las vacunas que se dan al público son revisadas minuciosamente por los médicos y expertos en el campo y primero pasan por pruebas rigurosas.

 

Sin embargo, podría haber efectos secundarios leves experimentados por los bebés después de recibir las vacunas. Esta es una reacción normal y es una señal de que el cuerpo de tu peque está creando anticuerpos. Lo que definitivamente debes hacer es consultar con tu pediatra para saber qué vacunas tomar, cuántas dosis debe tomar tu chiquis y qué efectos secundarios son normales.

 

¿A qué edad puede usar el gimnasio para bebés?

 

Uno de los aspectos claves al momento de adquirir un gimnasio para tu bebé, es la edad. Estos artículos son aptos para aquellos pequeños que se encuentran entre los 3 a los 6 meses de edad, debido a que es durante esta etapa cuando va a empezar a desarrollar la gran mayoría de sus habilidades motoras. También porque empieza a surgir ese espíritu explorador y de descubrir el entorno que lo rodea.

 

Aunque vale la pena mencionar que puedes empezar a colocar a tu bebé en estos artículos a partir de la tercera semana de nacimiento. Siguiendo las debidas medidas de precaución y permaneciendo junto a ellos para que supervises la interacción que tiene con este objeto.

 

¿Qué tipos de vacunas para bebés existen?

 

Existen una gran variedad de vacunas que vamos a revisar a continuación:

 

  • Los gérmenes vivos atenuados o debilitados: se utilizan en algunas vacunas, como la triple vírica (contra el sarampión, las paperas y la rubéola) y la vacuna contra la varicela.
  • Los gérmenes muertos o inactivados: se usan en vacunas como la vacuna antigripal o la vacuna antipoliomielítica inactivada.
  • Las vacunas toxoides: contienen una toxina (sustancia química nociva) inactivada fabricada por el germen. Por ejemplo, la vacuna antidiftérica y la antitetánica son vacunas toxoides.
  • Las vacunas conjugadas: contienen partes del germen combinadas con proteínas que ayudan a desencadenar una fuerte respuesta inmunitaria. Muchas de las vacunas más usadas se fabrican de esta manera, como las que protegen contra la hepatitis B, el VPH, la tosferina y la meningitis.
  • Las vacunas de ARN mensajero (ARNm): usan un fragmento del ARN del germen, que es parte de su material genético. Algunas de las vacunas contra la infección por COVID-19 son de este tipo.

Calendario de vacunas para bebés en Colombia: ¿Cuáles deben recibir?

 

Las siguientes vacunas protegerán a bebés y niños de posibles enfermedades comunes. El siguiente esquema de vacunación en Colombia (tomado del Ministerio de Salud) está dirigido a todos los niños y niñas menores de cinco años y están disponibles en todo el país de forma gratuita y segura:

 

Vacunas para el bebé recién nacido

 

Se administra al bebé una única dosis de la vacuna BGC Antituberculosa. Vacunación contra la Hepatitis B.

 

Vacunas para bebés de 2 meses

 

Primera dosis de la vacunación antipolio oral. Polivalente: Antihepatitis B, Haemophilus y Difteria, tosferina y tétanos (DPT). Influenza tipo B. Neumococo y Antirotavirus en una primera dosis.

 

Vacunas para bebés de 4 meses

 

Antipolio oral, segunda dosis. También se administrará la segunda dosis de la vacunación polivalente: Antihepatitis B, Haemophilus y Difteria, tosferina y tétanos (DPT). Influenza tipo B. Segunda dosis para Antirotavirus y Neumococo.

 

Vacunas para bebés de 6 y 7 meses

 

Tercera dosis de la vacunación antipolio oral. Antihepatitis B, Haemophilus y Difteria, tosferina y tétanos (DPT) Influenza tipo B. Antirotavirus, tercera dosis. Influenza, primera dosis. Segunda dosis de la vacunación Influenza (7 meses).

 

Vacunas para bebés de 12 a 18 meses

 

Sarampión, rubéola, paperas en primera dosis. También primera dosis de la vacunación Fiebre Amarilla. Neumococo refuerzo. Influenza anual. Hepatitis A en una dosis única. Difteria, tosferina y tétanos (DPT), primer refuerzo. Antipolio oral, primer refuerzo. (18 meses).

 

Vacunas para niños de 5 años

 

Segundo refuerzo vacunación Antipolio oral. Difteria, tosferina y tétanos (DPT), segundo refuerzo. Primer refuerzo de la vacunación de sarampión, rubéola, paperas.

 

Reacciones más comunes de los bebés tras ser vacunados

 

Los efectos secundarios comunes de las vacunas incluyen fiebre leve, irritabilidad e hinchazón en el lugar de la inyección. Todas estas reacciones suelen desaparecer al cabo de dos o tres días. Si estos síntomas perduran tras la administración de una vacuna, lo más oportuno sería que te pongas en contacto con el pediatra.

 

Recomendaciones para después de vacunar a un bebé

 

Es muy común que las vacunas ocasionen cierto dolor y molestia a los peques, por ello, es bueno tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para que está experiencia sea menos estresante para el pequeño:

 

  • Abraza a tu chiquis: los bebés se calman y lloran menos cuando sus padres los abrazan. Eso es porque el contacto familiar los ayuda a sentirse protegidos.
  • Brindarle alimento: los bebés se enfocan en una tarea a la vez, por lo que alimentar a tu chiquis después de la vacunación puede ayudarlo a distraerse y también a reducir considerablemente el dolor. Amamantar a tu peque con más frecuencia después de la vacunación también lo mantendrá hidratado y evitará que le dé fiebre.
  • Busca cómo distraerlo: distrae a tu bebé con su juguete favorito mientras lo inyectan. Esto puede ayudar a mantener su mente alejada del dolor.
  • Aplica algo frío: una compresa fría puede reducir la hinchazón o el dolor en el lugar de la inyección. Remoja un paño en agua fría y colócalo en el área inyectada. También puedes usar una bolsa de hielo para aliviar el dolor.
  • Usa un crema para aliviar el dolor: solicita al pediatra una crema especial para este tipo de situaciones y luego aplícala al peque.
  • Masajea su piel: masajear suavemente el área que rodea el área inyectada antes y después de una inyección puede aliviar las molestias.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?