Mi Carrito

Alergias en bebés: ¿Qué tipos existen? – Aprende en Peques

Alergias en bebés: ¿Qué tipos existen?

 

Aunque puedan causarnos preocupación, las alergias en bebés son bastante comunes, debido a que suelen desarrollar reacciones a diferentes alérgenos. Los síntomas suelen variar y aunque comúnmente son leves, es importante hacer la debida supervisión para evitar complicaciones.

 

En el siguiente artículo vamos a desarrollar toda la información sobre las alergias en bebés, qué tipo existen, cuáles son las señales más comunes para identificarlas, cómo prevenirlas y tratamientos existentes para aislarlas.

 

Alergias en los bebés: ¿Qué son y cómo surgen?

 

Las alergias son problemas del sistema inmunológico. La mayoría de las reacciones alérgicas ocurren cuando el sistema inmunitario reacciona a una “falsa alarma”. Normalmente, el cuerpo humano se defiende contra cosas dañinas como virus o bacterias. Pero a veces las defensas atacan violentamente principalmente cosas leves, como el polvo, el moho o el polen.

 

Generalmente, los alérgenos son inofensivos. Pero cuando una persona tiene alergias, el cuerpo piensa que estos alérgenos son dañinos. Luego, el cuerpo ataca a los alérgenos con anticuerpos llamados inmunoglobulina E (IgE). Estos anticuerpos están adheridos a células especiales llamadas mastocitos. Los alérgenos se adhieren a los anticuerpos. Esto hace que los mastocitos liberen histamina y otras sustancias químicas que provocan una reacción alérgica.

 

Cuando los químicos irritan el tejido nasal cercano, esto causa síntomas de alergia nasal. En el momento que esto ocurre en los conductos respiratorios de los pulmones, puede causar síntomas de asma, como tos y sibilancias. Cuando la reacción afecta a todo el cuerpo, se puede tratar de una reacción alérgica grave.

 

¿Cuáles son los síntomas de alergias en los bebés?

 

Una reacción alérgica en los bebés puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Esto incluye la piel, los ojos, el revestimiento del estómago, la nariz, los senos paranasales, la garganta y los pulmones. Estos son los lugares donde se encuentran las células del sistema inmunitario para combatir los gérmenes que se respiran, se tragan o entran en contacto con la piel.

 

Las reacciones alérgicas pueden causar los siguientes síntomas:

 

  • Nariz tapada, estornudos, picazón o goteo nasal y picazón en los oídos o el paladar.
  • Ojos rojos, con picazón y llorosos.
  • Piel roja, seca y con picazón.
  • Sarpullido o ronchas que pican.
  • Erupción cutánea con picazón.
  • Síntomas de asma, como dificultad para respirar, tos, sibilancias.
  • Una reacción alérgica grave y potencialmente mortal (anafilaxia). Esto puede causar dificultad para respirar, vómitos, diarrea, presión arterial baja, desmayos o incluso la muerte.

Tipos de alergias en bebés y qué las ocasiona

 

A continuación te vamos a detallar cuáles son los tipos de alergias que existen y cuáles son las causas que las generan:

 

  • Alergias por ácaros del polvo: organismos microscópicos que prosperan en las escamas de la piel humana, los ácaros del polvo afectan a la mayoría de bebés alérgicos.
  • Alergias por caspa de animales: estas motas blancas y escamosas están formadas por células de la piel que se desprenden de gatos, perros y otros animales peludos.
  • Alergias por hongos: a menudo se encuentran en lugares mojados y húmedos, como baños y sótanos, o al aire libre en climas húmedos. Las esporas de moho también pueden crecer en los árboles de Navidad y desencadenar síntomas de alergia.
  • Alergias por polen: un polvo fino producido por árboles, pastos y malezas, el polen no suele afectar a los bebés, aunque las alergias a menudo surgen en niños pequeños y en edad preescolar.
  • Alergias por comidas: los alimentos son la causa más común de alergias en niños menores de 1 año. Muchas mamás que amamantan pueden ver signos de alergia alimentaria cuando comienzan a introducir alimentos sólidos alrededor de los 4 a 6 meses. Las alergias alimentarias más comunes en los chiquis se producen a causa de la leche, los huevos, el pescado, los frutos secos, los mariscos, la soja y el trigo.
  • Alergias por insectos: las picaduras de abejas y avispas, por ejemplo, pueden causar una reacción alérgica grave en algunos bebés.
  • Alergias por medicamentos: los antibióticos son alérgenos comunes, junto con algunos medicamentos de venta libre.
  • Alergias a químicos: ciertos detergentes para ropa, tintes, productos de limpieza para el hogar y pesticidas causan reacciones alérgicas en algunos niños.

Alergias en bebés: ¿Cuándo se desarrollan?

 

Depende de la frecuencia con la que tu bebé haya estado expuesto al alérgeno. Por lo general, se necesita tiempo para que se desarrolle una alergia. Cada persona alérgica tiene un umbral que debe alcanzar antes de que un alérgeno provoque una reacción, y esto puede llevar meses o años. Es por eso que las alergias al polen asociadas con la fiebre del heno generalmente no aparecen hasta después de los 2 años.

 

Por lo tanto, si su peque heredó la tendencia a ser alérgico a la caspa de gato, es posible que los primeros meses no presenten ningún problema. También puede ocurrir una reacción reducida. Pero luego, un día, cuando el nivel de exposición alcance el umbral de su chiquis, el sistema inmunitario generará una reacción mayor.

 

¿Cómo se diagnostican las alergias en los bebés?

 

Para determinar si tu bebé tiene alguna alergia, el pediatra es el único autorizado para llevar a cabo las diferentes pruebas. A continuación te compartimos cuáles son las más comunes:

 

  • Prueba cutánea: esta es la prueba de alergia más común. Las pruebas cutáneas miden si hay anticuerpos IgE contra ciertos alérgenos (como alimentos, pólenes o caspa de animales). Se coloca una pequeña cantidad de alérgeno diluido sobre la piel. El área está pinchada o raspada. Si el bebé es alérgico al alérgeno, aparece una pequeña protuberancia (como la picadura de un mosquito) después de unos 15 minutos. Se pueden hacer pruebas para muchos alérgenos al mismo tiempo.
  • Prueba de sangre: los análisis de sangre para alergias miden los anticuerpos IgE contra ciertos alérgenos en la sangre. La prueba que se usa con más frecuencia se llama RAST (prueba de radioalergoadsorción). Los análisis de sangre se pueden utilizar cuando no se pueden realizar pruebas cutáneas. Por ejemplo, en bebés con ciertas afecciones de la piel o con una reacción alérgica grave muy reciente. Un análisis de sangre positivo no siempre significa que tenga una determinada alergia.

Alergias en bebés ¿Cómo se pueden tratar?

 

  • El principal tratamiento para la alergia de un bebé es eliminar la exposición al alérgeno. Por ejemplo, si la piel de gato o el perro es la culpable, entonces tendrás que mantener a tu bebé alejado de las mascotas. Si el problema es la leche, deberás ajustar tu dieta si estás amamantando o la dieta de tu bebé en su defecto.
  • Los medicamentos que contienen antihistamínicos se encuentran entre los más comunes que se emplean para tratar las alergias. Los antihistamínicos ayudan a minimizar las reacciones alérgicas. Sin embargo, la mayoría de los antihistamínicos no se recomiendan para bebés menores de 2 años. Debes consultar con el pediatra antes de usar cualquier medicamento para la reacción alérgica de tu bebé.
  • La crema de hidrocortisona (Cortizone) puede ser útil para tratar las reacciones en la piel del bebé. Pero nuevamente, consulta con tu pediatra antes de hacer uso de esta crema.

¿Cómo prevenir las alergias en bebés?

 

Existen diferentes alternativas que puedes emplear para proteger a tu bebé según el tipo de alergia que pueda sufrir. Enseguida las mencionamos:

 

Alergias por ácaros de polvo

 

Los bebés suelen estar expuestos a la mayoría de los ácaros del polvo en el dormitorio. Algunas estrategias para prevenirlos son las siguientes:

 

  • Lava las sábanas de la cama una vez a la semana con agua caliente para matar los ácaros de polvo.
  • Evita amontonar peluches en la habitación de tu bebé . Son imanes de ácaros de polvo. Lava sus favoritos en agua caliente semanalmente o guárdalos en el congelador para que se congelen durante la noche.
  • Saca el polvo y pasa la aspiradora semanalmente o cada dos semanas, pero asegúrate de que su peque no esté en la habitación cuando lo hagas.

Alergias por caspa de mascotas

 

  • Baña a tu mascota con frecuencia para mantener la caspa baja. Puedes encontrar champús que reduzcan la caspa.
  • Mantén a tu mascota alejada de los muebles y de la habitación de tu peque.
  • Encuentra a tu mascota un nuevo hogar lleno de amor. Esta es la única solución infalible si tu bebé es alérgico a una mascota. Por supuesto, no es una decisión fácil de tomar y, comprensiblemente, querrás considerarla sólo como último recurso.

Alergias por insectos

 

Para evitar que los insectos piquen a tus bebés, debes enseñarles a evitar áreas que puedan albergar abejas, avispones, avispas u hormigas rojas. Esto incluye jardines y campos. Además deberías:

 

  • Asegúrate de que tu hijo use zapatos al aire libre y evita que corra descalzo.
  • No debes aplicar productos con aroma a flores o frutas, como perfume o loción, en la piel, el cabello o la ropa de tu hijo.
  • Cubre los platos de comida al aire libre o come en un área protegida.
Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?