Mi Carrito

Popó del bebé: Tipos y sus características – Peques

Popó del bebé: Tipos y sus características

 

Es bastante normal que tengamos dudas acerca del popó del bebé, en particular, si somos padres primerizos. Surgen en nuestra mente inquietudes acerca de su color, textura, olor o incluso la frecuencia con la que defecan.

 

El popó suele ser muy variado, y por eso vale la pena despejar todas estas dudas que giran en torno a las heces de los bebés. En el siguiente artículo que hemos preparado te vamos a detallar todo lo que deberías saber respecto al popó de los peques.

 

¿Los bebés hacen popó dentro del vientre? Vamos a aclarar

 

Un bebé suele arrojar su primera materia fecal cuando se encuentra dentro del útero al inicio del embarazo y posteriormente a los pocos días de su nacimiento. Esta es conocida como meconio, suele ser espesa, pegajosa y con un color verdoso oscuro.

 

El meconio se encuentra compuesto por diferentes desechos tales como: el líquido amniótico, entre un 85 a 95% de agua, células muertas que se han desunido del tubo digestivo y de la piel, secreciones provenientes del hígado y del estómago y lanugo, que es el vello que cubre el cuerpecito del bebé.

 

¿Para qué sirve el primer popó del bebé?

 

El meconio que es la primera materia fecal del peque, se produce durante las primeras 48 horas después del nacimiento del bebé. Esta tiene un color oscuro o muy negra. Su función principal es que el popó del bebé siempre esté transparente y sano durante los 09 meses de embarazo.

 

Esta primera caca suele ocasionar sorpresa entre mamá y papá, sin embargo, es algo muy normal en todos los bebés. Pues los componentes que allí van a expulsar se han alojado en el líquido amniótico que el bebé va tragando durante su proceso de gestación.

 

El problema es que el pequeño puede llegar a expulsar el meconio antes de nacer a causa del estrés que pueda llegar a sentir por la necesidad de hacer su salida del útero. Esto podría causar inconvenientes dado que el bebé podría aspirarlo hasta que llegue a sus pulmones causando inflamación.

 

Hay que mencionar que el popó del bebé mantendrá este color y consistencia durante sus primeros días de vida, según vaya consumiendo leche en polvo o leche materna. Luego cambiará de aspecto y color.

 

Color del popó de un bebé

 

Durante el primer año de vida del bebé el color del popó puede presentar variaciones, esto se encuentra relacionado con la alimentación que se le vaya proporcionando. El color puede darnos ciertos indicios de su estado de salud, por ello es importante que sepamos cuáles son normales y cuando pueden estar representando alguna enfermedad. Vamos hacer un repaso de sus características enseguida:

 

Popó amarillo claro

 

También es común que se observe con un color amarillo mostaza. Es bastante normal cuando el pequeño está siendo amamantado con leche materna y va a permanecer así hasta que se emplee solamente la lactancia. Podrás percibir que sale acompañado de ruidos fuertes y a veces un poco explosiva. Lo cual hace que sea bastante cotidiano el cambio de pañales.

 

En cuanto a su aspecto, la popó del bebé es semilíquida o líquida y se puede llegar a interpretar como una diarrea. La gran diferencia es que cuando esta se presenta viene acompañada de vómitos, fiebre y sangre.

 

Popó café claro

 

Suele tener un aspecto grueso y es bastante común en los bebés que se alimentan con leche de fórmula. Tiene un color café claro u ocre y su aspecto es muy similar a la leche cuajada. Este tipo de popó es bastante normal, y se va a presentar cada vez que agregues leche de fórmula a la alimentación de tu peque.

 

Popó rojo rosáceo

 

Este tipo de popó suele presentarse en los bebés que ya empezaron a consumir alimentación complementaria y aparece cuando se agregan alimentos sólidos de color rojo o que tienen colorantes. Así mismo, puede deberse a algunos medicamentos que el bebé ha ingerido.

 

El aspecto del popó del bebé volverá a su color normal una vez se haya depurado de forma natural el colorante del intestino. En caso contrario, que las heces sigan presentando un color rojo sin que le hayas dado alimentos que tengan ese color, deberías comunicarte con el médico porque podría tratarse de popó con sangre.

 

Popó anaranjado

 

Al igual que el caso anterior, este tipo de popó suele producirse por la ingesta de algunos alimentos como la zanahoria o una gran variedad de colorantes. Así mismo, puede llegar a surgir en bebés que se estén alimentando con leche de fórmula. El popó asumirá su aspecto normal cuando haya pasado el efecto de los colorantes, igual no hay de qué alarmarse.

 

Popó verde oscuro o café verdoso

 

Otro caso que también suele ocurrir al introducir alimentos sólidos que sean de color verde, por ejemplo, la espinaca. Así mismo, se produce en los pequeños a quienes se les proporciona suplementos de hierro. No debería causar mayor preocupación, teniendo en cuenta que dichos suplementos no ocasionan problemas digestivos en el bebé.

 

Popó blanco

 

Este tipo de popó puede generar gran sorpresa en los papás. Suelen producirse como una señal de la carencia de bilis en el bebé, lo cual representa un posible problema en su hígado o vesícula biliar, ya que es excretada al momento de la digestión.

 

En caso que el popó de este tipo se encuentre acompañado de fiebre, vómito, irritabilidad, falta de apetito, orina disminuida o de color oscuro y sangre o mucosidad en la caca, es necesario acudir con el especialista.

 

Popó de color café seco y duro

 

Este popó es que se produce a causa del estreñimiento. Su aspecto es en forma de bolitas secas y duras. Puede surgir a raíz de la transición a alimentos sólidos y también podría ser indicio de la carencia de líquidos que consume el bebé.

 

Es importante que tengas en cuenta que en caso que el pequeño haya comenzado su alimentación complementaria, es necesario incluir una mayor cantidad de líquidos. Además, es oportuno que incluyas aquellos alimentos que sean ricos en fibra, como son las verduras, frutas, legumbres y cereales.

 

Popó de color negro

 

A este tipo de popó se le conoce también como melena y suele ser producido por sangre digerida. Es diferente del meconio y genera un olor bastante desagradable. Es necesario que cuando percibas este tipo de caca acudas con el especialista de inmediato, debido a que se podría tratar de un sangrado digestivo superior.

 

Popó del bebé: ¿Cuál es la frecuencia normal?

 

Es muy complejo determinar la cantidad de veces que un bebé debería hacer popó, debido a que esto se encuentra condicionado al tipo de alimentación que se le suministre, además del desarrollo de su aparato digestivo.

 

Por ejemplo, un niño que suele consumir leche materna suele hacer popó que tiene una consistencia blanda, y puede realizarlo durante una o varias veces al día. En cuanto a los bebés que consumen leche de fórmula suelen hacer popó de una a tres veces al día y son heces con mayor consistencia, por lo cual es común el estreñimiento en estos bebés.

 

Siempre es bueno que consultes con el pediatra para que sea él quien determine si existe alguna anomalía con el popó o la frecuencia con que defeca tu pequeño.

Ir arriba
Escríbenos
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?